Bally Peak Outlook

Bally Peak Outlook

Una iniciativa para conservar nuestros entornos montañosos.
Duración del vídeo
Nivel de sonido

Nuestra tradición alpina

La larga tradición que vincula a la marca con las montañas tiene sus raíces en los orígenes alpinos y el legado pionero de Bally, que data de 1851. Desde patrocinar al equipo suizo de los Juegos Olímpicos de invierno de 1956 y varias expediciones suizas de principios del siglo XX, incluidas las de Raymond Lambert y Lionel Terray, hasta crear las emblemáticas botas Reindeer, que utilizó Tenzing Norgay en la primera ascensión al monte Everest con Sir Edmund Hillary en 1953, Bally siempre ha mostrado auténtica veneración por el medio ambiente y la naturaleza.

La Fundación Bally Peak Outlook

En 2019, Bally dio a conocer la iniciativa Peak Outlook y regresó al Everest para llevar a cabo una batida de limpieza inaugural que reflejó el amplio compromiso de la marca con la responsabilidad corporativa en el ámbito social. Un equipo de escaladores experimentados, encabezado por el montañero y activista medioambiental Dawa Steven Sherpa, recogió dos toneladas de residuos desde el campamento base a la cima, más de la mitad de los cuales se limpiaron de lo que se conoce como «la zona letal», y estos fueron procesados de forma responsable por el Comité de control de la contaminación de Sagarmatha.

La iniciativa 2019 Bally Peak Outlook también colaboró con el escalador y escritor Jamling Tenzing Norgay, hijo de Tenzing Norgay, por su experiencia cultural y sus conocimientos sobre la región. Bally se enorgullece de apoyar a la fundación familiar Tenzing Norgay Sherpa, que ofrece programas educativos en todo el valle Khumjung y la región del Himalaya.

La Fundación Bally Peak Outlook se estableció en 2020, formalizando el compromiso continuo de la compañía con la preservación del medio ambiente. Con la misión de preservar los frágiles ecosistemas montañosos del mundo de los efectos adversos del calentamiento global y de la gran afluencia turística, la fundación Bally Peak Outlook crea conciencia a nivel mundial sobre las cuestiones que amenazan el futuro de estos paisajes extremos y faculta a las comunidades locales para que influyan en la generación de cambios positivos.

En otoño de 2020, Bally presentó una colección cápsula, llamada Bally Peak Outlook, compuesta por calzado, complementos y moda prêt-à-porter respetuosos con el medio ambiente, de la que el 100 % de los ingresos obtenidos de su venta se destina a los proyectos de conservación de la fundación. El activista medioambiental y reconocido fotógrafo Michel Comte fue el encargado de crear la campaña de la colección de esta edición limitada en el glaciar Rhône de Suiza, para llamar la atención sobre el estado de los glaciares de los Alpes.

El compromiso «8x8000m»

Según la base de datos del Himalaya, un registro de todas las expediciones de montañismo realizadas en el Himalaya, desde 1905, más de 10 500 expediciones han intentado escalar los picos de 8000 metros del país, incluido el Everest. En consecuencia, los campamentos base se encuentran entre las zonas más pobladas de las montañas durante la temporada de escalada, y, normalmente, se convierten en auténticos focos de contaminación.

Debido a su acceso remoto y a sus condiciones extremas, estas zonas tan transitadas rara vez se han limpiado, acumulando decenios de basura que contamina los glaciares del Himalaya, responsables de proporcionar agua dulce a 800 millones de personas para regar, generar energía hidroeléctrica y beber.

En septiembre de 2020, la Fundación Bally Peak Outlook emprendió la primera fase de su compromiso «8 X 8000» para limpiar los campamentos base de las ocho montañas de 8000 metros del Himalaya, que componen el conjunto de este ecosistema en riesgo. La expedición de 47 días, dirigida por Dawa, viajó de oeste a este, retirando 2,2 toneladas de desechos de los campamentos base del Cho Oyu (8188 m), del Everest (8848 m), del Lhotse (8516 m) y del Makalu (8485 m), mientras seguían rutas alternativas, ya que los senderos oficiales estaban cerrados debido a la COVID-19.

Los acontecimientos sin precedentes provocados por la pandemia mundial han tenido también su repercusión en Nepal, cuya industria turística mantiene más de un millón de puestos de trabajo y representa el 7,9 % de su PIB. El proyecto de la Bally Peak Outlook Foundation fue capaz de proporcionar ingresos vitales a las comunidades locales de la región del Himalaya, empleando a escaladores profesionales, limpiadores, clasificadores, empaquetadores, porteadores, así como equipos de apoyo dedicados sobre el terreno en cada campamento base, todos ellos nativos de la región montañosa.

Restaurando estas laderas sagradas a su prístino estado natural, la segunda fase de la expedición «8x8000m» tendrá lugar a lo largo de 2021, y en ella, los equipos limpiarán los campamentos base del Kanchenjunga (8586 m), el Dhaulagiri (8167 m), el Manaslu (8156 m), el Annapurna (8091 m), así como el Everest por tercera vez.

Un homenaje a las voces locales

Debido a las exigencias del terreno, aproximadamente, la mitad del equipo de la expedición «8x8000m» estaba compuesto por miembros de la etnia sherpa, cuya herencia genética les permite vivir y trabajar en entornos montañosos extremos. Para dar a conocer a la comunidad sherpa del Himalaya, Bally encargó una serie de cortometrajes documentales dedicados a la primera fase de la expedición «8x8000m» y a sus cuatro majestuosos picos montañosos.

Con la narración hecha por personas que son una parte intrínseca de la vida cotidiana de estos parajes, estas voces locales incluyen a Yankila Sherpa, una empresaria pionera de Olangchung Gola, y a Naga Dorjee Sherpa, una destacada Sirdar de expedición, o líder de la generación más joven, que nació y creció en la aldea de Khumjung.

Nuestros socios para la conservación de las montañas

Los entornos de montaña del mundo, que abarcan el 25 % de la superficie del planeta y suministran agua potable al 12 % de la población, necesitan de manera apremiante que les prestemos atención y los protejamos.
La Fundación Bally Peak Outlook, en su compromiso por desarrollar expediciones con «montañas hermanas», organiza programas para la preservación de las montañas de todo el mundo.

Actualmente, se encuentra en curso una escalada a gran altitud junto al Club Fujistan para limpiar de residuos las zonas más inaccesibles del monte Fuji, así como iniciativas para ayudar a los guardabosques locales a construir nuevas rutas para conectar las zonas circundantes al Parque Nacional Kilimanjaro en Tanzania y fomentar así el turismo sostenible.

Desde 2019, Bally también financia la Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo (UIAA) y su premio anual Protección de la Montaña, que promueve proyectos a escala mundial que mejoran la vida y las condiciones de los pueblos de montaña y de sus comunidades.

Recursos y lecturas complementarias