Bally

Nuestra estrategia de sostenibilidad

“«Hoy, las marcas deben proponerse un objetivo más allá del beneficio económico y hacer uso de su alcance y vitalidad para contribuir a la resolución de los problemas mundiales. Desde su fundación en 1851, Bally mantiene su firme compromiso con las prácticas empresariales responsables. Como resultado de una valoración interna realizada en 2019, esta «estrategia por la sostenibilidad» plantea una serie de objetivos a lograr en ámbitos clave con el fin de reducir nuestro impacto sobre el medioambiente. En la misma línea, la firma del Pacto de la Moda, es otra muestra de nuestro firme compromiso con la responsabilidad social y medioambiental, uniéndonos a la causa con otros líderes del sector para lograr un cambio real».”

-           Nicolas Girotto, Consejero Delegado de Bally



Ha llegado el momento de actuar. En Bally, creemos que nuestro futuro está supeditado a nuestro papel como catalizador para propiciar un cambio positivo, mediante prácticas que reduzcan nuestro impacto sobre el medioambiente, fomentando la sostenibilidad desde dentro y siendo responsables de nuestras actividades como empresa del sector de la moda y el impacto que tienen en las comunidades, clientes, empleados y entorno.

Nuestra estrategia

A través de una evaluación interna llevada a cabo en 2019, hemos podido identificar cuatro pilares en los que centrarnos a nivel de empresa: transparencia, calidad, colaboración y progreso. Mediante el establecimiento de modos de actuación críticos y el de objetivos a corto y largo plazo, esperamos reducir nuestro impacto medioambiental y fomentar el bienestar social y económico en virtud de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y del Pacto de la Moda como empresa signataria comprometida.

Dado que la colaboración ha sido siempre uno de los valores corporativos fundamentales más firmes de la marca, hemos elegido compartir un resumen de nuestra estrategia de sostenibilidad con la esperanzada de inspirar a otros. Únase a nuestro compromiso constante para ser una empresa más responsable y respetuosa cada día, en beneficio y cuidado mutuo de Bally, de la industria y del mundo.

Mejoremos y forjemos juntos un mundo mejor.

Nuestros cuatro pilares de sostenibilidad

I. Transparencia

Tener una comunicación abierta y honesta, ya sea mediante una estrategia más transparente, la publicación de nuestro Código Etico, el aumento del número de medidas de control y elaboración de informes o sumándonos a las iniciativas globales con las organizaciones afiliadas para aumentar la sensibilización en todo el sector, nos permitirá disfrutar de una mayor transparencia y de una mejor gerencia corporativa. No solo presentaremos el resumen de nuestra estrategia de sostenibilidad para comunicar nuestro compromiso, atenernos a nuestra responsabilidad y hacer un seguimiento del progreso; sino que, además, intentaremos impulsar nuevos objetivos que nos lleven a adoptar unas prácticas aún más transparentes si cabe, como el seguimiento del 90 % de los proveedores de nivel 1, 2 y 3 para el año 2022.

II. Calidad

La calidad exige excelencia en el diseño, los materiales, la tecnología y la cadena de proveedores, responsables de la mayor cantidad de contaminantes y de residuos producidos desde la elaboración del producto hasta su embalaje. Mediante la adopción de decisiones de compra mejores y con un programas de adquisición y selección de proveedores adaptable, nuestro objetivo es desarrollar programas a largo plazo dedicados al cuidado y reparación de productos para el año 2022, y asegurar la trazabilidad al 100 % para todos nuestros productos de piel desde las granjas, empleando un 75 % de cuero procedente de curtidurías certificadas para el 2025. Nos esforzaremos para conseguir que el 95 % de nuestras materias primas sea trazable desde las granjas para el año 2025, además de otras metas que ayuden a reducir nuestro impacto sobre el medioambiente.

III. Colaboración

Desde la fundación de Bally en 1851, la marca se ha posicionado como líder a la hora de mostrar su apoyo a las mentes más creativas y a diversas comunidades a través de la Bally Foundation y Bally Crafting Futures. Bally continuará mostrando su apoyo a las personas, la cultura y los valores clave, con un compendio de principios basados en los valores fundamentales de iniciativa empresarial colectiva, utilidad y alto rendimiento, lo que conforma el Código de conducta de la firma, el «Bally Way», estableciendo la fundación Bally Peak Outlook en 2020, mediante nuestro compromiso de preservar los entornos extremos alpinos y patrocinando batidas de limpieza en los campamentos base del Everest y de los siete 8000 picos del Himalaya durante los próximos dos años (2022). Nuestro objetivo final es crear un modelo de negocio virtuoso que beneficie a todos: comunidades, clientes, empleados y al medioambiente.

IV. Progreso

Aprovechando nuestra historia en innovación, desde procesos a materiales y diseño, el futuro de Bally depende de su capacidad a la hora de acelerar el cambio y encontrar soluciones únicas y sin precedentes en el sector que nos acerquen a nuestros objetivos, como ofrecer un producto circular en el mercado (2025), reducción de un 30 % del uso de plásticos monouso en los embalajes de productos B2B y B2C para el 2025 y del 100 % para el 2030, y creando el «Bally’s Center of Excellence» (Centro de Excelencia de Bally) para la educación, la investigación y el desarrollo de la sostenibilidad en el 2022.

Para más información, puede ponerse en contacto consustainability@bally.ch