Our Alpine Heritage

Nuestra tradición alpina

Como marca nacida en las estribaciones de los Alpes suizos, las montañas han servido de inspiración continua para las campañas y colecciones de Bally a lo largo de todo el siglo pasado. Con botas de senderismo creadas por la casa que se remontan a los años veinte, la historia de las primeras expediciones de Bally comienza en 1930 e incluso llega a la cima del Everest en 1953, con la primera ascensión con éxito dirigida por Sir Edmund Hillary y Tenzing Norgay, este último, llevando las botas Reindeer con suela Sparta de la marca.

En 1956, Bally proporcionó al equipo de la expedición Everest-Lhotse, dirigido por Albert Eggler, cuatro estilos de calzado Bally diseñados a medida, que se pusieron Fritz Luchsinger y Ernst Reiss en su histórica ascensión a la cumbre del Lhotse. Bally también viajó a Sudamérica con Lionel Terray en 1956, así como con Raymond Lambert en 1957, para descubrir la Cordillera Blanca y los Andes del Perú, respectivamente. De estos dos paisajes ricos y variados tomamos los colores fundamentales para crear la colección otoño-invierno 2021 de Bally.

Nuestras emblemáticas botas Curling, reinventadas cada año con nuevas y depuradas interpretaciones, fueron usadas en un primer momento por atletas olímpicos, como el equipo suizo de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1956, en Cortina d'Ampezzo, Italia. Las innovaciones de las inconfundibles botas de montaña de Bally de hoy en día, inspiradas en la nueva versión de la suela Grip de los años 40, fusionan el estilo urbano con toques funcionales especialmente pensados para el disfrute de la naturaleza.